viernes, 13 de enero de 2012

Solo Dios sabe cuanto te extraño


Prometiste que nunca te irías…

No cumpliste tu palabra y me dejaste vacía…

No encuentro las palabras para expresar el dolor que siento…
¿Sabes? Pensé que siempre estarías conmigo, en mis alegrías y en mis tristezas… Pero no, te fuiste y yo sigo aquí preguntándome ¿Por qué lo hiciste?

Sé que no es tu culpa, pero me hubiera gustado pasar más tiempo a tu lado, que vieras mis sueños realizados… que me abrazaras fuerte cuando fracasara y aun mas fuerte cuando lograra algo.

A veces cuando suena el teléfono, aun tengo la esperanza de que seas tú… eras el único que velaba por mi bienestar… el que siempre estaba  pendiente hasta de lo más mínimo… pero hoy no estás aquí físicamente…

Quisiera poder volar hacia dónde estás, darte un abrazo, un beso, decirte lo mucho que te quiero, lo mucho que me haces falta… lo mucho que deseo que estés aquí… pero no me queda nada si no recordar todos los buenos momentos que pasamos juntos…

Siempre estás aquí, dentro de mis pensamientos y mi corazón… ojala nunca te hubieras ido, así no te extrañaría tanto y todo sería más fácil, pero bueno, nadie dijo que la vida sería fácil.

El destino es cruel por llevarte sin avisar.

Sé que algún día volveremos a estar juntos, pero por ahora sé que siempre te voy a extrañar...

Andre 

1 comentario:

  1. Tú puedes expresar todas esas cosas que yo no.. Llore, claro está.. Y aunque las pérdidas realmente nunca se llegan a superar, que suerte tenerte a ti, y para ti siempre voy a estar..

    ResponderEliminar