miércoles, 29 de agosto de 2012

Miedo


Miedo, según mi diccionario: perturbación angustiosa del ánimo causada por las ideas de un peligro. Según yo, es una emoción como un susto, que te aprieta y apachurra el corazón.

El miedo es algo que lamentablemente siempre me acompaña… y lo mas triste es que lo hace ahora cuando soy grande y no cuando era pequeña ¿Qué irónico, no? Pues quizás pasa porque cuando uno es pequeño cree que el mundo es perfecto, que nadie te va decepcionar, que nadie se va ir, que los amigos son para siempre y que mientras puedas jugar todo es felicidad; pero cuando creces todo cambia.

Y de que manera. Cuando crecemos nos damos cuenta de que nada ni nadie es perfecto, terriblemente quien tu creías que era tu súper héroe y que nunca te iba fallar, es la primera persona que lo hace, bueno lo digo en mi caso; a veces no sabes que creer o en quien confiar y eso da miedo porque hace que te sientas total y completamente solo, y aceptémoslo nadie quiere estar solo.

Hace un tiempo, tenia metida entre ceja y ceja, la idea de creer que es mejor estar solo porque así nadie te lastima y tú no lastimas a nadie. Ahora que lo reflexiono, esa manía viene de que a lo largo de mi corta vida fui haciendo amigos que dijeron: “Siempre seré tu amigo” pero “siempre” solo duro poco tiempo, algunos comenzaron a tener otros intereses, otros comenzaron a tener nuevas amistades y simplemente decidieron hacerte un lado, y algunos otros de la noche a la mañana se alejaron; puede quizás yo no haya sido una buena amiga y por eso “siempre” no duró lo que se suponía, reconozco que en algunos casos me aleje, pero era solo porque no quería salir lastimada nuevamente; sí cada vez que se pierde un amigo duele como si te prendieran fuego.



Aja, se preguntaran porque cuento todo esto si el post tiene como titulo miedo, pues bueno porque cuando el destino te pone a otro amigo en el camino que valoras mucho, que te ha demostrado que pase lo que pase va estar contigo en las buenas, en las malas y en todo momento; viene el miedo de perderlo, de que se vaya, de que te cambie por alguien mas y suena quizás a desconfianza, pero es solo miedo a seguir perdiendo una amistad. Yo no quiero que se vaya ninguna otra… tal vez por eso a veces me pongo fastidiosa cuando siento que se alejan o comienzan a cambiar conmigo.


Sin embargo he entendido que no puedes obligar a las personas a quedarse siempre contigo, si alguien se va de tu vida, sus motivos tendrá, dolerá en el momento que pase, pero como dice una canción: “Hay que seguir delante de todas maneras”

Para finalizar, si las cosas cambian es logico que las personas también lo hagan. Solo hay que aprender a vivir con ello y tener fe de que si las tratas como debes estarán y entonces “Siempre” se convertirá en realidad.



Andre

1 comentario: