jueves, 31 de julio de 2014

Hoy necesito llorar como hace que tiempo que no lloro, quiero ser débil y llorar hasta que mí cuerpo se deshidrate. Necesito llorar por las traiciones de quienes llamé amigos.
Quiero llorar por ver caer uno a uno mis sueños y por todas mis decepciones.
Quiero llorar por lo que he perdido,por los abrazos y palabras lindas que no he recibido.
Quiero permitirme ser frágil cómo el vidrio.
He estado tanto tiempo molesta que incluso he olvidado como es sentirse triste.
Pero luego de que sacie mí necesidad, quiero secarme las lágrimas, levantar mí frente en alto y sonreír. Quiero ver en mis ojos algo más que sólo rabia y fortaleza. Quiero recuperar aquella fuerza que me impulsa a luchar por mis sueños y metas. Quiero ser más cuidadosa en quién confío, fijarme mejor a quién le regalo mí amistad y ser más independiente (psicólogicamente hablando)de lo que ya soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario